En este tipo de festivales ya se suele saber que dejan muy poco a la imaginación, pero en este en concreto aparecen los protagonistas exhibiendo todo tipo de proezas y acrobacias del sexo mientras los periodistas y visitantes con sus cámaras van haciendo el recorrido grabando con empeño a saber para que.