Siempre suelo masturbarme en el baño y para ello pienso en que después de irse mi marido a trabajar me introduzco en el agua y al empezar a acariciarme suena el timbre de la puerta y viene el vecino para convencerme de ser tremendamente follada. Solo de imaginarlo ya casi me corro de gusto chillando como una loca en celo.