Ha llegado recientemente a la ciudad y la hemos recibido como a una Diosa con todo tipo de atenciones posibles para que se sienta a gusto en el rodaje de la película que íbamos a hacer y de repente nos sale diciendo que ella para situarse sobre el terreno y antes de empezar las primeras tomas necesita un precontacto y comerse todas las pollas del equipo. ¡¡¡ Alucinante !!!.