Si todo fuera tan fácil como en este vídeo, donde con una llamada telefónica quedas con una amiga compañera de clase y previo alquiler de una habitación de hotel, te lo arreglas para pasar una tarde follando con ella y disfrutando del sexo y la juventud, otro gallo cantaría. Quizá hayan afortunados que lo hallan conseguido alguna vez, pero a mi me ha costado bastante mas.