Natural y real como la vida misma, esta pareja nos ofrece un cachito de su intimidad para que observemos lo bien que se lo pasan en casa cuando son jóvenes y están solos. Ella se ducha, prepara la comida, se mueve por casa tranquilamente mientras su novio la persigue con la cámara y nos muestra lo buena que está entre sonrisas pícaras. Buen vídeo.